jueves, 17 de septiembre de 2009

Vals con Bashir


Hace unas semanas se me hizo ver las de Waltz con Bashir (después de ver el artículo que redactó la querida Conchita) y de nuevo pase por acá para recomendárselas.

He de aceptar que tuvieron que pasar algunos días para digerirla, ya que no es una película fácil. El tema principal: el genocidio. Este documental está basado en la masacre de Sabra y Shatila, durante la Guerra de Líbano y su gran característico es que casi toda la historia es narrada con animaciones. Pero no se dejen engañar: no por ilustrar con gráficos una guerra la historia deja de ser cruda.  

Ari Folman plasma lo horrores de una guerra de la cual ha olvidado pasajes y narra como poco a poco regresan los recuerdos (para entender porqué los había bloqueado en un principio).

¿Son de estómagos difíciles de roer?
Réntenla o vayan a verla; 
 si bien a algunos les podrá parecer lenta, es una fuerte reflexión de como te transforma la guerra y del poder destructivo del ser humano (contra la fragilidad del mismo). 

3 comentarios:

Emmanuel dijo...

Me parece que al final la película termina siendo una terrible apología de los israelíes: somos tan sentimentales que olvidamos las atrocidades que hacemos. ¡Y a la fecha siguen y siguen masacrando palestinos masivamente!

Antorcha dijo...

Vi el trailer de esta película hace poco, y si, se ve bastante interesante... espero verla pronto...

anapau dijo...

Lo inenté, juro que lo intenté pero me dormí. No pude ponerle atención, admito que la renté porque lo que decía la cajita de la peli por atrás me pareció interesante pero de verdad que es una peli muuuuuuuy lenta. Espero darle otra oportunidad pronto.