domingo, 4 de octubre de 2009

Quiero tiempo-cara



Estas semanas he estado tomando cursos como loca en la oficina, por lo que he han visto poco conectada por ahí:

Vectorworks, Archicad, Artlantis, Sketchup pa renderear/sacar planos, etc... (aunado a usar mi Rhino, Vray, Photoshop e Illustrator que son los de uso diario).
* Programas que usamos en Arquitectura y Diseño Industrial

Ando en modalidad turbo, aprendiendo a usar elementos
tecnológicos pa desempeñarme mejor en la chamba:
iCal para coordinarme con mis compañeros de trabajo para coordinarnos para juntas, entregas de proyectos, etc...

Coordinar mis 4 escritorios de la Mac pa poder organizar todos los proyectos

Skype para coordinar con Cachito el proyecto ahora que anduvo en Euroa
pan
Gmail, Messenger, Twitter, etc... de vez en cuando, para comunicarme con mi bandita y familia.
El celular para estar comunicada las 24/7.

Tecnología, mucha tecnología, a todas horas, en todos lados.


Y francamente... estoy exhausta.

En la semana, un señor nos dio un curso y mencionó la frase:
La tecnología nos ha cambiado la vida, nos la soluciona en gran parte y nos la facilita.

Si, supongo... que es mucho más fácil hacer un plano en Autocad que a manita (sobretodo por la facilidad de ajustarlo en caso de equivocarse en una línea y no repetirlo todo).

Si, no lo niego. La tecnología me ha ayudado.
Pero creo que en lo social, en las interacciones, en todo eso... nos complicó aún más la existencia.

Si bien ahora todos estamos tan comunicados por tantos medio
s, también es bien fácil perderse en ese mar de contenidos y confundir los mensajes en tantos tantos canales existentes.

Les voy a contar una historia de terror:

Yo soy de esas personas que en su momento fui super usuaria de Facebook.

Lo checaba seguido, subía fotos, comentaba mucho. Era fan.

Después me enteré hace un año por ese mismo medio que me ponían el cuerno.

Tan triste, tan frío, tan impersonal... Así me enteré.

De la noche a la mañana, mi mundo se vino abajo por un mensaje de Facebook.


Fue uno de los momentos más dolorosos por los que hé pasado y
terminé compartiéndolo con gente que no veo desde la primaria. Todos mis contactos se enteraron que fui de in a relationship a single (... que patética forma de divulgar una noticia que si bien me dolía horrible, era cierta y no había ni como taparla). Borré lo que pude, pero de vez en cuando aparecian fotos de ellos, o status con sus nombres comentando cosas por ahí (porque aparte de todo, tenía gente en común, tanto con ella como con él). Los seguían sacando al tema. Me seguía (y sigo) enterando de cosas que no quería enterarme. A veces, aún me duele el estomago por recordar ese capítulo.
Fue una verdadera pesadilla.

Hace poco una chica de mi escuela rompió su compromiso matrimonial con su chico.
No me enteré por ella. Me enteré por Facebook.

Después de eso, puros status de tristeza, decepción y frustración.

Y aún que lo haya publicado por esos medios, estoy 100% se
gura que le hubiera gustado que la gente no se hubiera enterado así. Podría apostarlo.
¿Cuando la vea de nuevo... debo decir que ya me enteré?
¿Debo fingir total demencia?

¿Hay un Manual de Carreño para esto?


¿Si la gente coquetea por Twitter, Messenger, Facebook es de chocolate porque se lo dicen por esos medios? ¿O es de chocolate porque no se lo dicen de frente?
¿En que momento también cuenta como poner el cuerno este tipo de comunicación?


Estoy segura que la tecnología se involucra en la vida de cada uno de acuerdo al grado al que uno permita que ésta le afecte. Pero aún así, no deja de ser complicado el hecho de que uno, lo quiera o no, ya está inmerso en un mundo donde se requiere comunicación inmediata y respuestas rápidas si uno quiere estar altanto de lo qu
e pasa a nuestro alrededor.

Necesitamos un respiro.


Salgan a caminar.
Escriban cartas.
Salgan a tirar fotos con la vieja camara análoga sin preocuparse si salen bien o mal.
Toquen un instrumento musical en vez del rock band.
Apaguen el celular saliendo de trabajar.
Desconectense de los medios por el fin de semana.
Esta lindo también regresar de vez en cuando a lo básico... y respirar.

Que tengan buen inicio de semana, bandita

2 comentarios:

el chilango dijo...

hijole
justamente hace bien poco tiempo estaba pensando en todo eso que escribiste, habría de ponerte aquí mi opinión pero es muy larga y tengo harto sueño.
y además, si te respondo por aquí, quiere decir que no hice ni tantito caso a tus recomendaciones así que...
duh!

Absolut Valium... dijo...

Pues es que si no es por acá es por el twitter, y allá nos limitan con sus 140 caracteres, ja!

Aght, such is life

Pero no importa, si no lo posteas en tu blog, ponla acá, igual la voy a leer, jaja
Saluditos!