lunes, 24 de mayo de 2010

Nota Mental






Cuando me sienta más vulnerable 
y tenga ganas de correr (o de llorar)
él me tomará de la mano 

y con una suave caricia de su pulgar sobre el dorso de mi mano 
calmará mi respiración acelerada


me compartirá su aliento

...Y todo estará bien.



1 comentario:

angustinä dijo...

me encantó tu blog :)
un saludo grande!