martes, 4 de mayo de 2010

Si yo fuera zombie...






Si yo fuera zombie seguramente me comería el cerebro de aquel chico culto bohemio...
o del erudito en música... 
o del máximo dibujante... 
o del mejor cocinero.

A mi a mi lo que me gusta de un chico es su cerebro.

Llamenme cursi y básica, pero SI espero llegar con buena compañia a mi vejez
Sé que yo ya no estaré re buena... ni él tampoco
(a menos que me agarre un veinteañero, ja!)
Seré afortunada si tengo a mi lado a alguien con quien pueda platicar horas y horas y horas.
Y si me puede hacer reir ...le pongo tiendita!

Una cosa que he notado
con el paso de los años
es que sólo me enamoro
de personas que yo admiro.

¿Y ustedes?


3 comentarios:

Pequeña capitalista dijo...

Todo por servir se acaba... así que sí, claro que importa el cerebro (aunque en mi humilde opinión la atracción física también es importante para la fidelidad).

r2g dijo...

... estoy de acuerdo contigo, yo también me enamoro de personas que admiro.. btw.. aplicar el veinteañero te dará vitalidaaad jaja

maria dijo...

creo que por eso uno nunca deja de amar la naturaleza...
por que así es...
no cambia para nosotros...
es y así la aceptamos...

tip: ud. siga haciéndo lista de un principe...
siga deseando...
siga cerrando sus ojos...
y dejándose llevar por el amor... que a veces es para siempre... por ese ratito...

que bonito es admirar a alguien... y tal vez por eso... tenemos muchos huequitos en el corazón...
para irlo trabajando y creciendo para cuando llegue el que lo pueda comprar con risas y sueños!